|
  • ¿Se ha encontrado la tumba familiar de Jesús?

    Por Mike Licona
    Director de Evangelización Apologética y Religiones del Mundo


    El director de la película Titanic James Cameron, el realizador de documentales Simcha Jacobovici y unas cuantas personas más anunciaron haber encontrado una tumba en Talpiot del Este (justo al sur de la vieja ciudad de Jerusalén) donde se descubrieron los restos óseos de Jesús -hijo de José? y los miembros de su familia, entre ellos María (su madre), María (su esposa de Magdala), Judas (su hijo), José (su hermano) y otro miembro de la familia llamado Mateo. Los restos estaban dentro de cajas para entierro de huesos, llamadas "osarios"). Este grupo también asegura que existen muchas probabilidades de que el osario de Jacobo, revelado en 2002, haya estado alguna vez en esta tumba. En realidad el sepulcro fue descubierto en 1980, pero se le había dado poca atención hasta 1996, cuando la BBC transmitió un informe donde se sugería que podría tratarse de la tumba de la familia de Jesús, declaración rechazada por arqueólogos y otros expertos. Las últimas noticias son que existe nueva evidencia basada en pruebas de ADN. El libro (¡seguramente habrá imaginado que saldría uno!) acaba de publicarse (The Jesus Family Tomb [La tumba familiar de Jesús] de Jacobovici y Pellegrino) y el documental para televisión La tumba perdida salió al aire el 6 de marzo de 2007 en Discovery Channel.

    Las ramificaciones de tal descubrimiento -si fuera verdadero? serían devastadoras para el cristianismo. El apóstol Pablo escribió: "Y si el Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; y aún estáis en vuestros pecados." (1 Corintios 15:17). En el original en griego, Pablo escribe literalmente: "vana vuestra fe es", colocando la palabra "vana" al inicio para enfatizar. Si se han descubierto los huesos de Jesús, es tiempo de que los cristianos colguemos nuestra fe en el armario y busquemos algo más en qué creer, porque hemos sido engañados.

    Aunque estoy ansioso por conocer la historia completa de esto, hay cinco problemas que saltan inmediatamente a la vista con respecto a la idea de haber encontrado la tumba de la familia de Jesús en Jerusalén:

    1. La ubicación de los osarios no corresponde. La tradición del primer siglo coloca el entierro de Jesús en Jerusalén a manos de José de Arimatea en una tumba que poco después apareció vacía. Aunque uno rechace el carácter histórico de la resurrección de Jesús y proponga que el cuerpo fue movido por los discípulos, después de un año sus huesos habrían sido colocados en un osario y transportados a su sepulcro final. En aquellos días, generalmente se enterraba a los miembros de la familia en el pueblo donde habían vivido. En el caso de Jesús, se trata de Galilea, no de Jerusalén. Así que si Jesús no resucitó, deberíamos estar buscando su osario en Galilea. Además, la tumba de Talpiot no cuadra con otros informes del lugar donde fueron enterrados los miembros de la familia de Jesús. Eusebio (siglo IV, Hist. Ec. 2.23.18) informó que una piedra marcaba el lugar donde había sido enterrado Jacobo, el hermano de Jesús, cerca del Santuario del Templo, en Jerusalén. La Tumba de Talpiot que hoy se propone está algo retirada del lugar donde se supone que debería estar. Según una tradición que se remonta al siglo VI, existen dos sitios en Jerusalén donde María podría haber sido enterrada -la  Tumba de Talpiot no es uno de ellos. También es interesante hacer notar que, según la tradición, los lugares donde se enterró a Jacobo y a María, fueron diferentes.

    2. La colección de nombres presentada es poco impresionante. María era el nombre femenino más común en tiempos de Jesús. Se estima que una de cada cinco mujeres del Jerusalén de ese tiempo tenía el nombre de "María". De hecho, hay por lo menos seis Marías en el Nuevo Testamento.  José era el segundo nombre masculino más común en la época de Jesús. Judas era el cuarto nombre más popular, Jesús era el sexto y Mateo el noveno. De más de 1,000 osarios que se han encontrado en Jerusalén (no sé cuántos tengan inscripciones) 22 tienen el nombre de "Jesús" inscrito y dos tienen "Jesús, hijo de José". Entonces, haber encontrado seis osarios con los nombres de Jesús, José, María, María, Judas y Mateo, tiene un valor limitado. Además, no se puede ignorar el hecho de que Mateo está entre el grupo. Si no era hijo de Jesús, ¿quién era? Nunca fue enumerado entre los hermanos de Jesús. Este extrañísimo factor no puede ser ignorado por ningún historiador serio. El documental propone que puede haber sido ancestro de María, ya que seis personas de la lista genealógica entre María y el rey David (Lucas 3:23-31) pudieron haberse llamado "Mateo". Sin embargo, el más cercano debe haber sido el bisabuelo de María, y podríamos preguntarnos por qué están sus restos en la Tumba de Talpiot y no los de otros parientes. El documental sencillamente pasa por alto este osario que está tan fuera de lugar.

    3. Existe clara evidencia histórica de que Jesús era soltero: (a) En 1 Corintios 9:5, Pablo declara que él y Bernabé tienen el mismo derecho que otros a estar casados; entonces nombra a Pedro, los otros apóstoles y los hermanos del Señor. Si Jesús hubiera estado casado habría bastado con mencionarlo para no tener que referirse a los otros; en Hechos (8:30-34), Felipe está hablando con un oficial del ejército etíope (un eunuco) quien leía a Isaías mientras descansaba en su carro. El pasaje leído decía del Mesías: "¿Quién puede hablar de sus descendientes?"  -una pregunta que debía ser de especial interés para un eunuco; (c) Aunque había dos Marías junto a Jesús en la cruz, ¿piensa él en el futuro de su madre, pero no en el de quien supuestamente era su esposa? (d) El Nuevo Testamento no menciona que Jesús haya estado casado. Entonces, el peso de las pruebas recae sobre quien proponga lo contrario. Esto nos conduce hasta una importante observación: no existe ni la más mínima prueba de que Jesús haya estado casado ni que haya tenido hijos. El pasaje del Evangelio de Felipe, escrito entre 100 y 200 años después de la muerte de Jesús y al que Dan Brown se refiere en El Código Da Vinci, se preserva sólo en un manuscrito que tiene hojas agujereadas en lugares donde Brown provee las palabras faltantes a su conveniencia, haciendo parecer que Jesús y María tenían una relación amorosa.   En febrero de 2005, aparecí en un canal universitario en un diálogo con la profesora de Princeton Elaine Pagels acerca del Evangelio de Tomás. Durante el descanso, el moderador Lee Strobel preguntó qué pensábamos sobre la afirmación de Dan Brown de que Jesús estaba casado con María Magdalena. Pagels, quien de ninguna manera simpatiza con el cristianismo evangélico, rechazó la idea y contestó que quizá Dan Brown es la única persona en el mundo que cree que Jesús y María Magdalena estaban casados. Con la nueva propuesta acerca de la Tumba de Talpiot, la profesora Pagels puede agregar unos cuantos nombres a su lista. Esta es la concusión: Si Jesús de Nazaret fue soltero y no tuvo descendientes, los restos encontrados en la Tumba de Talpiot no son los de él y su familia.

    4. Aún más importante, la teoría de que la Tumba de Talpiot alguna vez contuvo los restos de Jesús y su familia no puede explicar otros hechos históricos conocidos. Es bastante posible que Jacobo se haya convertido al cristianismo después de la muerte de su hermano Jesús (30-33 d.C.), y que haya estado sirviendo como el principal líder de la Iglesia de Jerusalén cuando Pablo escribió Gálatas, entre los años 49 y 55 d.C. Las primeras proclamaciones de Pablo, Jacobo, Pedro, Juan y los otros apóstoles de Jerusalén son en el sentido de que Jesús había resucitado. A la luz de esto, ¿por qué Jacobo, un judío piadoso que parece no haber seguido a Jesús hasta después de su crucifixión, habría de ayudar a perpetrar el fraude de la resurrección de Jesús sabiendo dónde estaba enterrado éste? Además el que poco después de su muerte por crucifixión, sus discípulos creían sinceramente que había resucitado y que se les había aparecido es un cimiento histórico que hasta la mayoría de los eruditos escépticos consideran indiscutible. La teoría de la Tumba de Talpiot no puede explicar este hecho si estos mismos discípulos sabían donde yacía el cadáver de Jesús.

    5. Las pruebas de ADN dicen poco. A lo sumo, lo único que hacen es establecer relaciones familiares entre los ocupantes de la Tumba de Talpiot. No pueden ni siquiera sugerir que los restos sean de familiares de Jesús de Nazaret.

    Este nuevo libro y documental televisivo serán fascinantes, y a primera vista parecen ser del género sensacionalista. Sin embargo, si la nueva hipótesis de la Tumba de Talpiot se pesase en la balanza del historiador, muy poco podría ponerse del lado de su defensa, mientras que del lado contrario podría colocarse un bloque de evidencia histórica. Sería como poner en una balanza unos cuantos frijoles y un ladrillo. No es difícil darnos cuenta que pesa más.

    1 María la madre de Jesús (Mateo 1:16); María Magdalena (Mateo 27:56); María la madre de Jacobo y José (Mateo 27:56); María la hermana de Marta y Lázaro (Lucas 10:39); María la madre de Juan Marcos (Hechos 12:12); una María miembro de la iglesia de Roma (Romanos 16:6).
    2 Lucas utiliza la misma palabra griega traducida como "descendientes" en forma similar tan sólo unos cuantos capítulos más adelante, en Hechos 17:28.