|
  • El Libro de Mormón


    Por Tal Davis

    ¿Es otro Testamento de Jesucristo?

    El marco es una biblioteca universitaria. Una atractiva joven mujer se dirige hacía la audiencia televisiva: "El Libro de Mormón es un regalo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cuando usted llama a este numero telefónico sin cargo alguno.  Sus enseñanzas me han dado una paz real que viene del entendimiento del Salvador y sobre cual es el plan de mi Padre en el cielo hoy y después de esta vida. Así que por favor llame, por que sé que esto puede darle a usted esa misma paz."

    La portavoz representa a uno de los movimientos religiosos de más rápido crecimiento en los Estados Unidos hoy: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (LDS), los también conocidos como mormones. Este controvertido movimiento religioso, ha intensificado en los últimos años sus actividades de relaciones públicas vía TV, radio y anuncios en revistas.  Central a la campaña de relaciones públicas de la LDS, es la distribución de su bien conocida, pero aún poco comprendida publicación: El Libro de Mormón, Otro Testamento de Jesucristo (que de aquí en adelante nos referiremos a él con su titulo tradicional, El Libro de Mormón).

    ¿Quiénes son los mormones?

    Desde sus inicios en 1830, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha tenido un crecimiento de seis miembros originales a más de 11 millones en el año 2000 (5.2 millones en los EUA).

     Una estadística aún más alarmante es que la LDS tiene  a más de 58,000 mil misioneros en 161 países1. La mayoría de estos son hombres y mujeres jóvenes que se toman dos años de su etapa universitaria para servir cuando sea y a donde sea que la iglesia los envíe.


    Alrededor del mundo, la LDS tiene más de 25,000 congregaciones locales y 106 templos2. Los templos de la LDS son edificios especiales diseñados para que los mormones conduzcan ceremonias secretas, que son necesarias para prepararles para la vida eterna. Estos rituales incluyen el Matrimonio Celestial, el Bautismo para los Muertos, y las ceremonias de atributos. Sólo aquellos mormones que sostienen una "recomendación" aprobada por parte de su Obispo pueden entrar a los Templos.

    La LDS ha atraído la preocupación de los bautistas y de otros grupos evangélicos en los años recientes. Una razón de esto, es el agresivo programa misionero de la LDS entre miembros de iglesias cristianas. En años recientes, la LDS se ha presentado a si misma como una denominación cristiana con algunos énfasis distintivos. Los teólogos cristianos, sin embargo, saben que el mormonismo es esencialmente diferente en su estructura teológica básica a la del cristianismo histórico.  Los mormones creen, por ejemplo, que Dios, llamado Padre Celestial, es un hombre físico de carne y hueso que alguna vez vivió en un mundo como el nuestro. Por su vida honrada, obediencia a su Padre Celestial, y el Matrimonio Celestial, él progresó para hacerse dios de nuestro universo. Los mormones sostienen que los seres humanos son literalmente procreados como bebes espíritu del Padre Celestial y su esposa. La meta de todos los buenos mormones es también llegar a ese Reino Celestial (El nivel más alto de la gloria celestial) y convertirse en dioses de otros mundos.


    Los mormones son sin duda politeístas. Jesucristo, de acuerdo a la doctrina de la LDS, es también uno de los hijos espirituales del Padre Celestial, que ha alcanzado la posibilidad de ser hecho dios. El Padre Celestial, Jesucristo y el Espíritu Santo son tres de los muchos dioses de otros mundos.

    El mormonismo y la Biblia

    La declaración oficial de la fe de la LDS se encuentra en sus 13 "Artículos de la Fe", escritos por su fundador José Smith Jr. El artículo ocho dice, "creemos que la Biblia es la Palabra de Dios siempre y cuando esté traducida correctamente"3. Esta declaración parece afirmar lo que los bautistas y otros cristianos consideran  ser verdadero sobre la Biblia, que está es la Palabra inspirada por Dios. Sin embargo, no debemos pasar por alto una significativa  descalificación  de la Biblia hecha por Smith. Él dijo que la Biblia es la Palabra de Dios sólo "cuando está traducida correctamente". Los mormones afirman que la Biblia es un libro inspirado; sin embargo, ellos enseñan que es un registro defectuoso de la Palabra de Dios.   

    Smith insistía que los textos utilizados en la traducción de todas las versiones de la Biblia fueron corrompidos por la "iglesia apostata" unos siglos después de la era del Nuevo Testamento. Él afirmó que muchas "partes claras y preciosas" de los textos bíblicos originales fueron cambiadas de modo que el mormonismo fue quitado. Debido a esta supuesta corrupción, Smith sostuvo que una restauración total del cristianismo original era necesaria. Él afirmó que Dios lo llevó, en 1830, a restaurar la iglesia verdadera a toda la tierra,  con su oficio profético y sacerdocios autorizados4.

    En 1831 Smith comenzó a trabajar en una "traducción correcta" de la Biblia. La traducción de Smith era de hecho una revisión de la Versión King James, y contiene cientos de adiciones y cambios, incluyendo el suprimir un libro entero5.

    Los cristianos deben de darse cuenta de las falacias de la visión de Smith sobre la Biblia.  En primer lugar, no hay ninguna indicación de una iglesia falsa a la cual los mormones se refieren. El cristianismo genuino nunca fue eliminado de la tierra. Segundo, el argumento que los textos Hebreos y Griegos fueron corrompidos, varios siglos después de Cristo, es  inválido. La evidencia textual tanto para El Viejo como para El Nuevo Testamento ha sido verificada por eruditos de numerosas fuentes antiguas.  Algunos textos del Antiguo Testamento, encontrados recientemente, realmente datan a unos siglos antes de Cristo. Los estudios textuales confirman la exactitud de los actuales textos Griegos y Hebreos estándares de la Biblia.

    El Libro de Mormón

    Como hemos visto, la opinión de la LDS sobre que la Biblia  no es fiable es injustificada. ¿Pero qué de sus otros llamados "trabajos estándares?" El octavo Artículo de la Fe también dice, "creemos Que el Libro de Mormón es la palabra de Dios". Más adelante, el noveno artículo declara, "creemos todo lo que Dios ha revelado, todo lo que Él revela ahora, y creemos que Él revelará aún muchas cosas grandes e importantes que pertenecen al Reino de Dios".6


    Las declaraciones anteriores implican que la Biblia no es la revelación única o final de Dios. Los mormones afirman que sus otros "trabajos estándares" también son divinamente inspirados y que la revelación adicional puede venir a través de su profeta vivo, el presidente de su iglesia.

    La más conocida de estas escrituras adicionales es el Libro de Mormón. Los mormones realmente creen que el Libro de Mormón es una compilación de 15 libros antiguos originalmente escritos desde el año 600 A.C, hasta el 400 D.C.. Los mormones afirman que José Smith Hijo, un muchacho granjero de Nueva York, destapó unas planchas doradas, sobre las cuales fueron inscritos registros de los acontecimientos y de las vidas de personas en la América precolombina. Las inscripciones fueron escritas supuestamente en una lengua llamada "Egipcio reformado",  que Smith fue capaz de descifrar milagrosamente y después publicar como el Libro de Mormón.


    El Libro de Mormón retrata la supuesta  historia de la gente americana antigua que eran  descendientes de Judíos antes del exilio babilonio.  Guiados por un profeta llamado Lehi, los refugiados judíos zarparon a América alrededor del año 600 A.C. y establecieron una civilización en el Nuevo Mundo. Los descendientes de Lehi se dividieron en dos grupos,- los Nefitas, una raza de gente blanca honrada, y los Lamanitas, una raza de gente bélica, mala, y de piel morena. Los Lamanitas, según la enseñanza Mormona, eran los antepasados de la población indígena de hoy. Los Nefitas, dicen los mormones, fueron destruidos en una serie de batallas con los Lamanitas. El último líder Nefita, un hombre llamado Mormón, supuestamente coleccionó los archivos de su gente y los inscribió en planchas doradas. Su hijo, Moroni, el último Nefita sobreviviente, sepultó las planchas en una colina, en lo que más adelante se hizo el Condado de Manchester, Nueva York. Las planchas fueron recuperadas por Smith, en 1827, cuando Moroni resucitado, apareciendo como un ángel, le dijo donde cavar para encontrarlas.7 Moroni más tarde tomó las planchas y las llevo al cielo.

    Los aspectos más notables del Libro de Mormón fueron las prácticas religiosas relatadas de los americanos antiguos. Los Nefitas, nos dicen, siguieron sus tradiciones judías en este continente y construyeron templos a Dios; teniendo avivamiento espiritual, y estableciendo una iglesia cristiana. El acontecimiento más espectacular registrado en el Libro de Mormón fue una aparición post resurrección de Jesucristo entre la gente Nefita (3 Nefi 11).  De este modo, la LDS sostiene que el Libro de Mormón es "Otro testamento de Jesucristo".


    Hoy, los mormones usan el Libro de Mormón de un modo más o menos igual que los cristianos usan y estudian la Biblia. Ellos sostienen que su libro contiene "la plenitud del evangelio eterno" que fue perdida por las primeras iglesias apostatas (falsas) en el Viejo Mundo.  Dicen que Smith era un profeta de Dios de los últimos días, y que restauró el cristianismo verdadero a la tierra.

    Como los mormones usan el Libro de Mormón

    Los mormones mantienen que los cristianos, y los no cristianos igualmente, deben dejar su propia fe y hacerse miembros de la LDS. Los misioneros  mormones tienen, como su única tarea, la proclamación "del evangelio"  y "de la iglesia restaurada". Un método para introducir a la gente al mormonismo, es por la publicación y la distribución del Libro de Mormón. Los mormones regalan a los que no son miembros de su iglesia, más tienen interés en conocer sobre ella, copias gratis del Libro con la esperanza de que ellos lo leerán y serán convencidos de su validez. Los mormones señalan a una sección del Libro de Mormón que promete: ". . . quisiera exhortaros a que preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo". (Moroni 10:4).8

    Los mormones creen que un elemento clave para convertir a la gente al mormonismo, es convencerlos de creer en el Libro de Mormón y orar para recibir "un testimonio" de la iglesia verdadera. Los mormones describen esta experiencia subjetiva como un " ardor en el pecho" que confirma las afirmaciones de su iglesia. La Mayoría de los convertidos de la LDS no realizan una objetiva y estudiada investigación del mormonismo. Los investigadores que analizan estrechamente los orígenes, historia, y contenido del Libro de Mormón, por lo general llegan a conclusiones radicalmente diferentes sobre la verdad del mormonismo.

    Origen del Libro de Mormón

    Los mormones dicen que el Libro de Mormón fue escrito por antiguos Americanos que recibieron inspiración divina, y después el Libro sería traducido por José Smith Jr. De modo que los cristianos o otros puedan aceptar estas afirmaciones, los mormones deben de demostrar que su versión del Libro de Mormón, su origen e historia, es históricamente exacta. El peso de la prueba descansa en dos puntos. Primero, ¿pueden los mormones mostrar pruebas suficientes, aparte del Libro de Mormón en sí mismo, para confirmar su registro histórico?. Segundo, ¿pueden los mormones establecer, más allá de dudas razonables, que lo que cuenta Smith del descubrimiento y la traducción del Libro de Mormón es verdadero?. Una mirada más cercana a las evidencias objetivas no confirma las aseveraciones de la LDS.

    La Arqueología y el Libro de Mormón

    Los cristianos no afirman que la ciencia de la arqueología "demuestra" que la Biblia es un libro inspirado de forma sobrenatural. Sin embargo, la investigación arqueológica ha proporcionado pruebas para la fiabilidad histórica de la Biblia. Muchos descubrimientos han confirmado nombres, ciudades, posiciones geográficas, fechas, líderes políticos, y otra información secundaria mencionada por los escritores bíblicos. Incluso algunos escépticos han quedado asombrados por la exactitud de los datos bíblicos.

    La Biblia, por lo tanto, es apoyada en sus afirmaciones de la verdad por pruebas de corroboración geográficas y arqueológicas. Esto mismo no puede ser dicho por el Libro de Mormón. Varias décadas de investigación arqueológica, financiada por instituciones de la LDS, que se concentran en América Central y México, no han encontrado nada que confirme los acontecimientos históricos descritos en el Libro de Mormón.


    1. Ninguna ciudad del Libro de Mormón ha sido localizada.
    2. Ninguno de los nombres del Libro de Mormón ha sido encontrado en inscripciones del Nuevo Mundo.
    3. Ningunas inscripciones genuinas han sido encontradas en Hebreo.
    4. Ningunas inscripciones genuinas han sido encontradas en Egipcio o algo similar al Egipcio, que podría corresponder al "Egipcio Reformado" de José Smith.
    5. Ningunas copias de escrituras antiguas del Libro de Mormón han sido encontradas.
    6. Ningunas inscripciones antiguas de cualquier clase indican que los habitantes antiguos sostuvieron creencias Hebreas o cristianas. Todos eran paganos.
    7. Ninguna mención de la gente, naciones, o sitios del Libro de Mormón  ha sido encontrada.
    8. Ningún artefacto de cualquier clase que dice El Libro de Mormón ser verdadero ha sido encontrado.9

    El Museo de Historia Natural del Smithsonian Institution ha distribuido por varios años una declaración escrita que niega que el Libro de Mormón sea una guía válida para la exploración arqueológica.10 Todas las pruebas contradicen  a los relatos del Libro de Mormón sobre el origen de los Amerindios; las exploraciones más tempranas al Nuevo Mundo; las plantas y la vida de animal en las Américas; el uso de metal, acero, y seda por americanos antiguos; y otras supuestas semejanzas entre las culturas indias precolombinas y las del Viejo Mundo.

    ¿Qué significa esto prácticamente? ¿Supongamos que no hubiese ninguna prueba externa para ninguno de los acontecimientos descritos en la Biblia? ¿Y si nadie supiera donde se localizan los países de Israel antiguo, Judea, Egipto, o Babilonia? ¿Y si no hubiera ninguna otras prueba que las ciudades de Jerusalén, Belén, Atenas, o hasta Roma alguna vez existieron? ¿La ausencia de alguna prueba corroborativa de fuentes externas echaría una sombra oscura de duda en la Biblia, no es así?

    La Vida de José Smtih Jr (hijo)

    Los miembros de la LDS siempre han considerado a José Smith Hijo como uno de los mayores líderes religiosos de toda la historia. Ellos lo consideran como un profeta inspirado. Sin embargo, por el examen de pruebas históricas sobre la vida de Smith, uno es conducido a una clase diferente de persona, de la que es generalmente presentada en la literatura oficial de la LDS. En décadas recientes, las enormes cantidades de documentación acerca de los acontecimientos de la vida de Smith y el movimiento Mormón temprano han salido a luz. Pruebas documentadas concluyentemente unen a Smith a prácticas ocultas, fraudes bancarios, poligamia, y otros actos bíblicamente condenados.

    También, los eruditos han demostrado el posible uso de Smith de otros trabajos sobre los cuales él podría haber basado la historia de El Libro de Mormón. Por ejemplo, Smith probablemente tenía  acceso a varios libros escritos a principios de los años 1800 conteniendo guiones ficticios con escenarios similares a los de El Libro de Mormón.


    Existen distintas teorías en cuanto a como Smith escribió El Libro de Mormón. Probablemente la mejor explicación consiste en que él tomó prestadas las ideas de varios autores anteriores, los combinó con argumentos y pasajes tomados de la Biblia Versión King James, y luego escribió el Libro de Mormón él mismo. Los mormones a veces sostienen que Smith era inculto y no tenía la capacidad de escribir un libro tan complejo como El Libro de Mormón. Los hechos muestran, sin embargo, que Smith sabía leer y escribir y  que tenía el acceso a varias bibliotecas cerca de su casa.

    Fawn Brodie, la biógrafa de Smith, creía que él era un hombre joven inteligente y carismático. Ella sostuvo que él era más que capaz de tramar los cuentos imaginativos contenidos en el Libro de Mormón. Independientemente del origen de las ideas de Smith, pruebas indican que él tuvo acceso a numerosos recursos y poseía la capacidad de reunirlos por escrito.

    Cambios en el Libro de Mormón

    La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días afirma que Smith tradujo el Libro de Mormón milagrosamente, usando instrumentos proporcionados por el ángel Moroni. Mantienen (la LDS) que él registró las palabras dichas por Dios hacía él, y  por ello él no era responsable de la producción del Libro de Mormón en su forma inglesa final. Esto era completamente un proceso divino.

    Si esto es verdadero, entonces para la LDS será difícil de explicar por qué han habido numerosas revisiones y cambios en el Libro de Mormón, durante los 170 años que han pasado desde la edición original. Los antiguos mormones, Jerald y Sandra Tanner, han documentado casi 4,000 cambios del Libro del Mormón sobre su edición original. Aunque la mayor parte de los cambios fueran correcciones de errores en gramática y ortografía, unos tenían implicaciones históricas, teológicas, y doctrinales significativas. ¿Si el Libro de Mormón fuera milagrosamente traducido como Smith afirmó, por qué la necesidad de tantas revisiones? La observación de los Tanners (Jerald y Sandra)  probablemente contesta la pregunta:


    "Cuando una persona examina el texto sin alterar de la edición de 1830 ( la original) del Libro de Mormón, se hace muy obvio que fue escrito por alguien sin mucha educación. El estilo y el tipo de errores que son encontrados en la primera edición del Libro de Mormón son similares a aquellos encontrados en otro documento escrito por José Smith a principios de los años 1830"11.

    Los cristianos afirman la inspiración y la autoridad de la Biblia. Sin embargo, los textos originales de los libros bíblicos no fueron escritos en Inglés. Los autores bíblicos escribieron en Hebreo, Griego Koiné, y, en unos casos, Arameo. Así, no conferimos el mismo nivel de inspiración para ninguna traducción como lo hacemos para los escritores originales en sus lenguas originales. Los traductores son obligados a examinar con cuidado los textos bíblicos en sus lenguas originales cuando hacen su trabajo. La traducción es una tarea difícil, y raramente hay satisfacción universal por el resultado final. Las revisiones y las correcciones de traducciones son esperadas. Sólo los textos Griegos y Hebreos originales son invariables.
     
    La LDS, sin embargo, mantiene que la versión inglesa de Smith del Libro de Mormón no era sujeta a la falibilidad humana. Sin embargo, los eruditos mormones han tenido que reconocer errores e inconsistencias con el trabajo original de Smith. En algunos casos, los cambios obviamente fueron hechos para cubrir aspectos embarazosos del texto del Libro  de Mormón. Un ejemplo es 2 Nephi 30:6, un verso que promete que en "los últimos Días" muchos Lamanitas (Amerindios) se convertirían al mormonismo y recibirían muchas bendiciones. Las versiones recientes del Libro de mormón declaran en la última frase del versículo que algún día abandonarán (los Lamanitas) las inicuas tradiciones de sus padres y se volverán un pueblo "puro y deleitable" 12. Todas las ediciones del Libro antes de 1980 decían que algún día abandonarán las inicuas tradiciones de sus padres y se volverán un pueblo "blanco y deleitable" 13. La revisión refleja claramente un cambio en la visión tradicional de la LDS sobre que los indios fueron maldecidos con piel oscura debido a su desobediencia a Dios. ¿Preguntamos, por que las autoridades Mormonas hacen tal cambio? Ellos contestan que sus líderes son  hombres inspirados, por eso ellos pueden cambiar cualquier cosa que  juzguen necesaria.

    ¿Es mormón el Libro de Mormón?

    Obviamente, el Libro de mormón no enseña un cristianismo ortodoxo; pero lo que es más interesante es que no enseña el mormonismo tampoco. La Mayor parte de doctrinas  de la LDS no provienen del Libro de Mormón. Las enseñanzas de la LDS acerca del carácter divino,  la progresión eterna,  la exaltación o ser hecho dios, el Matrimonio Celestial, el Bautismo para los Muertos, "una Madre Dios", la poligamia, y una pluralidad de dioses no se encuentran en el Libro de Mormón. De hecho, el Libro de Mormón en muchos casos contradice aquellos doctrinas estándares de la LDS.

    Las creencias doctrinales de la LDS son sacadas esencialmente de sus otros dos "trabajos estándares": la Doctrina y Convenios (D&C) y la Perla de Gran Precio (PGP).


    D&C contiene numerosas revelaciones, supuestamente dadas a José Smith Hijo durante varios años, detallando muchos preceptos doctrinales y prácticos. La PGP es una colección adicional de textos (supuestamente inspirados) coleccionados y traducidos por Smith. Una sección titulada "El Libro de Abraham", ha sido desacreditada por Egiptólogos que han examinado los papiros egipcios de los cuales Smith sacó su traducción "inspirada".

    Conclusiones

    La Biblia ha resistido los ataques de escépticos durante siglos. Los cristianos permanecen confiados de que esta es la confiable Palabra inspirada por Dios. La investigación histórica, la arqueológica, y los estudios textuales han confirmado su veracidad. El Libro de Mormón, a la inversa, carece de un pobre apoyo de sus contenidos históricos y teológicos. Los cristianos respetamos el estilo de vida de los mormones y reafirmamos su derecho de creer y propagar su fe. Sin embargo, nosotros no podemos reconocer el Libro de Mormón como "otro testamento de Jesucristo" o aceptar el mormonismo como cristianismo autentico.
     

    Notas
    1. Deseret News 2001-2002 Almanaque de la Iglesia (Salt Lake City: Desert News, 2000), p. 6.
    2. Ibid.
    3. José Smith Jr., La Perla de Gran Precio (Salt Lake City: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 1986), pp. 60-61.
    4. Principios del Evangelio  (Salt Lake City: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 1986), pp. 60-61.
    5. José Smith Jr., Las Sagradas Escrituras - Versión Inspirada (Independence, Mo.: Herald Publishing House [La Reorganizada Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días], 1974).
    6. José Smith Jr., la Perla de Gran Precio, pp. 60- 61.
    7. Ibid., pp. 52-55.
    8. José Smith Jr., El Libro de Mormón - Otro Testamento de Jesucristo (Salt Lake City: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 1982), p. 529.
    9. Hal Hougey, Arqueología y El Libro de Mormón (Concord, Calif.: Pacific Publishing Co., 1983), p. 12.
    10. "Pronunciamiento referente a El Libro de Mormón," Preparada por el Departamento de Antropología del Smithsonian Institution, 1988. (Disponible de la oficina de información al publico(en inglés) , Departamento de Antropología, Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian Institution, Washington, DC 20560).
    11. Jerald y Sandra Tanner, El Cambiante Mundo del Mormonismo (Chicago: Moody Press, 1981), pp. 128-133.
    12. José Smith Jr., El Libro de Mormón (1982 ed.), p. 112.
    13. José Smith Jr., El Libro de Mormón (Salt Lake City: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 1974), p. 102.


    Adaptado de la Revista de Entrenamiento de Discipulado, Febrero 1992.
    © 1992 The Sunday School Board of the Southern Baptist Convention, Nashville, Tennessee. Todos los derechos reservados. Usado bajo permiso.