|
  • La verdad acerca de la familia mormona

    Por Tal Davis


    Su Fuerte Énfasis En La Familia Se Basa En Sus Creencias Acerca del Destino Eterno La escena de televisión termina con un esposo y su esposa abrazándose cariñosamente el uno al otro y a sus varios hijos. El locutor dice, "Un mensaje de la Iglesia de Cristo de los Santos de los Últimos Días." Este breve anuncio, de servicio a la comunidad le deja pensando, "Esa es la manera en que debería ser un hogar, esos Mormones de verdad tienen buenas familias."


    La Iglesia de Cristo de los Santos de los Últimos Días (LDS; también llamados mormones) por muchos años, ha proyectado una imagen de fomentar familias fuertes, integradas y unidas. Las personas de otras creencias se asombran frecuentemente por la aparente estabilidad y tamaño de las familias de LDS. Efectivamente, la iglesia de LDS fomenta las relaciones familiares fuertes, los matrimonios duraderos y la paternidad.


    Los líderes de los LDS motivan a los miembros de la iglesia a participar semanalmente en una "Tarde Familiar en el Hogar" para promover este énfasis. En este programa, las familias de los LDS son motivadas ha programar una noche a la semana juntos para darse un tiempo de estudio, comunicación y de actividades recreativas. Se le prohíbe a la congregación local de los LDS, llamadas barrios, programar actividades que pudieran estar en conflicto con la Tarde Familiar en el Hogar.


    Los bautistas y otros cristianos elogian a los mormones por su promoción de las familias sanas. La mayoría de los cristianos asume naturalmente que los mormones enfatizan las relaciones familiares por la misma razón que las otras iglesias. Los cristianos frecuentemente se conmocionan al aprender las razones teológicas implícitas por lo que la iglesia mormona hace énfasis en la familia.


    Las Familias Son Para Siempre
    Un eslogan popular de los LDS es "¡Las Familias son para Siempre!" Este refrán, para la mayoría de las personas, suena como una idea romántica de que el amor que una familia comparte trasciende en el tiempo Sin embargo, los mormones consideran que es la verdad literal. Ellos verdaderamente creen que la unidad familiar está planeada para durar para siempre.


    La iglesia mormona enseña que los esposos y las esposas pueden estar casados no solamente "hasta que la muerte nos separe" sino más allá de la muerte en la eternidad. Las familias pueden permanecer juntas para siempre en el "reino celestial," la designación de los LDS para el nivel más alto de gloria celestial. Los hombres y mujeres mormonas que están sellados juntos en ceremonias privadas, "Matrimonio Celestiales", realizadas solamente en los templos de los LDS, creen que están unidos como marido y mujer para siempre. Los hijos también pueden ser sellados a sus padres por toda la eternidad.1


    Los templos de los LDS (106 mundialmente) son edificios consagrados diseñados para efectuar ciertos rituales sagrados, incluyendo ceremonias de dote, Bautismo por los muertos y matrimonios celestiales. No se celebran servicios de culto públicos en los templos de los LDS. Solamente los miembros de la iglesia de los LDS que son estimados dignos de obtener una "recomendación del templo" pueden apenas entrar a un templo dedicado. La mayoría de los templos de los LDS recién construidos se abren solamente para la inspección pública durante un par de semanas antes de iniciar sus dedicaciones formales.2


    Lo que sorprende aún más a los cristianos es que la iglesia mormona enseñe que los esposos y esposas que se unieron en el matrimonio celestial pueden llegar a convertirse en dioses. Los mormones creen que eventualmente pueden establecer y poblar otros mundos tal como éste, siempre que tengan un compañero (o compañeros) en matrimonio celestial con el cual (o con los cuales) pueden procrear hijos espirituales en el reino celestial. Creen que el esposo mormón puede llegar a convertirse en "un padre celestial" y su esposa (esposas) en una "madre celestial" de millones de almas humanas recién creadas.3


    Este proceso llamado "exaltación" o "progresión eterna," es exactamente la manera en que los mormones creen que nuestro Padre Celestial se convirtió en Dios de este mundo. Creen que El fue una vez hombre tal como lo somos nosotros ahora, quien, junto con su esposa, progresó para convertirse en Dios. El es ahora un hombre exaltado con un cuerpo físico de carne y hueso, sólo uno de entre el número desconocido de otros dioses.4


    Los mormones también creen que Jesús fue un hijo espiritual del Padre Celestial que se convirtió en otro dios y fue escogido como salvador del mundo.5 El espíritu Santo es un tercer dios que tiene un cuerpo espiritual y sin embargo existe en la forma y con la apariencia de un hombre.6
    Otro giro del énfasis de la familia mormona es el tiempo, energía y dinero gastado en investigación genealógica. Los mormones creen que es su responsabilidad seguir la huella de su historia familiar a fin de encontrar los nombres de parientes no-mormones fallecidos. Creen que ellos pueden ser bautizados en su nombre en los templos de los LDS a fin de que los parientes puedan alcanzar el reino celestial. Las personas muertas son también "selladas" en Matrimonio Celestial por representación por la misma razón.7


    Doctrinas Extrañas A Los Bautistas
    Estas doctrinas mormonas parecen extrañas a la mayoría de los bautistas y a otros cristianos. Muchos encuentran difícil de creer que una iglesia que se llama a sí misma cristiana pueda enseñar tales cosas. Sin embargo, estas ideas inusuales son creencias estándar de los miembros de La Iglesia de Cristo de los Santos de los Últimos Días. Por lo tanto, es fácil de entender, por qué ponen tanto énfasis en los temas familiares. Los mormones creen que la familia no sólo es un aspecto importante en su vida religiosa, sino que es esencial para el destino eterno de una persona. Nadie puede progresar a convertirse a dios en el reino celestial sin una familia fuerte.8


    Los cristianos no están de acuerdo con las enseñanzas de los LDS  acerca del matrimonio celestial. La Biblia ciertamente enseña que la familia es un elemento importante en la vida de una persona. Sin embargo, las Escrituras no enseñan en ninguna parte que el matrimonio dure más allá de la muerte ni que el destino eterno de una persona dependa de su estado marital, de las relaciones familiares ni de la procreación. Más importante, la Biblia no enseña en ninguna parte que las personas puedan convertirse en dioses. ¡El único personaje bíblico que alguna vez sugirió tal cosa fue la serpiente (el diablo) en Génesis 3:5!


    De este modo, mientras los cristianos respetan y elogian a los mormones por enfatizar en las familias fuertes, no pueden estar de acuerdo con las razones que tienen para hacerlo. Elevar cualquier institución, incluso una tan importante como la familia, a un nivel espiritual de tal importancia como lo hacen los mormones es equivalente a la idolatría.

    La enseñanza clara de las Escrituras nos muestra que la salvación es el resultado enteramente de la gracia de Dios (Efesios. 2:8-9). Que una persona la recibe mediante el arrepentimiento de sus pecados, de poner su fe en Jesucristo y de someterse a El como su Señor (Hechos 3:19; Romanos. 10:9-10). Una función primordial de la familia cristiana es de motivar a los niños a recibir esa salvación y crecer en su fe. Sin embargo, la salvación de una persona es una decisión individual que finalmente es independiente de su estatus familiar.


    Para una clara perspectiva basada en la Biblia sobre los propósitos y funciones de la familia cristiana, leer La Biblia y las Relaciones Familiares por T.B. Maston y William Tillman (Nashville: Broadman Press, 1983). Para mayor información sobre la enseñanza de la iglesia mormona en comparación con la Biblia, diríjase a Evangelismo Apologético, Consejo de Misiones Americanas del Norte; e-mail: apologetics@namb.net; o visite nuestro sitio en la red www.4Truth.net.

     

    Lectura Recomendada
    McKeever, Bill. Answering Mormons' Questions. Minneapolis: Bethany House Publishing, 1991.


    McKeever, Bill, and Eric Johnson. Questions to Ask Your Mormon Friend. Minneapolis: Bethany House Publishing, 1994.


    Reed, David A., and John R. Farkas. How to Rescue Your Loved One from Mormonism. Grand Rapids: Baker Book House, 1994.


    Reed, David A., and John R. Farkas. Mormons Answered Verse by Verse. Grand Rapids: Baker Book House, 1992.


    Rhodes, Ron, and Marian M. Bodine. Reasoning from the Scriptures with the Mormons. Eugene, Ore.: Harvest House Publishers, 1995.


    Ropp, Harry L. (with revisions by Wesley Walters and Charles A. Crane). Is Mormonism Christian? Joplin, MO; College Press Publishing Company. 1995.


    Notas Finales
    1Achieving a Celestial Marriage (student manual) (Salt Lake City: Corporation of the President of the Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 1976), pp. 129-132.

    2 Boyd K. Packer, "The Holy Temple" (booklet adapted from book of same title) (Salt Lake City: Corporation of the President of the Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 1982), p. 2.

    3Achieving a Celestial Marriage, p. 129.

    4 The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, Gospel Principles (Salt Lake City: Corporation of the President of the Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 1988), pp. 6, 293.


    5 Ibid., pp. 15-16.


    6 Ibid., p. 34, and Bruce R. McConkie, A New Witness for the Articles of Faith (Salt Lake City: Deseret Books, 1985), p. 51.


    7 Gospel Principles, pp. 247-252.


    8 Bruce R. McConkie, Mormon Doctrine (Salt Lake City: Bookcraft, 1987), pp. 117-118.
    Adapted from "The Truth About the Mormon Family" in Home Life Magazine, vol. 45, no. 8, pp. 48-49, May 1991. Usado Con Permiso.