|
  • La Comunidad de Cristo

    Por Tal Davis

    Nombre Oficial:  La Comunidad de Cristo
    Antes del 2001 se le conocía como La Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (RSUD).

    Figura Histórica Principal:
      Joseph Smith, Jr. (1805-1844)

    Otras Personas Relevantes:
      Emma Hale Smith (1804-1879) y Joseph Smith, III. (1832-1914)

    Líderes Actuales:

    • Stephen M. Veazy, Presidente
    • Kenneth N. Robinson, Consejero
    • David D. Schaal, Consejero


    Oficinas Centrales:
    Oficinas Mundiales de La Comunidad de Cristo
    1001  W.Walnut
    Independence, MO 64050:-3562
    (816) 833-1000
    www.cofchrist.org

    Instituciones Relacionadas:
    Graceland University, Lamoni, IA
    Herald Publishing House, Independence, MO
    Seminario de La Comunidad de Cristo, Lamoni LA

    Membresía:
    250,000 a nivel mundial en 50 países.
    Canadá (2002): 11,254 en 75 iglesias.
    EE.UU.: 137,844 en 1,346 iglesias.


    Historia de La Comunidad de Cristo
    En 1829, siendo un muchacho de 14 años del Nueva York rural, Joseph Smith Jr. declaró que Dios el Padre, y Su Hijo Jesucristo, se le aparecieron en un bosque cercano a su casa. Smith sostiene que le dijeron que él seria usado para restaurar el verdadero cristianismo y la verdadera iglesia de Cristo en la tierra.

    Smith también afirmó que en 1823 un ángel llamado Moroni apareció ante él y le dijo dónde encontrar unas placas doradas, enterradas desde tiempos antiguos. Smith aseguró que de manera milagrosa tradujo las placas del "egipcio reformado" al inglés del Rey Santiago, iniciando en 1827. En 1830, Smith publicó su obra terminada, asegurando que se trataba de escrituras inspiradas extra bíblicas llamadas El Libro del Mormón.

    El 6 de abril de 1830, junto con otros 5 varones, estableció lo que llamaron la "Iglesia de Cristo " restaurada, en Fayette, N.Y. Smith fue designado como presidente de la iglesia y profeta viviente, vidente y revelador. Después, el nombre de la Iglesia de Smith fue cambiado a Iglesia de Jesucristo de los Santos de lo Últimos Días (SUD) y a sus seguidores se les conoció como mormones.

    Durante los siguientes 14 años, Smith llevó a sus seguidores de Nueva York  al oeste hacia Ohio, Missouri e Illinois. En 1844, Smith fue asesinado por una multitud en Cartago, Ill, después de conocerse públicamente sus abusos en el poder y su práctica de la poligamia.

    Después de la muerte de Smith, la mayoría de sus seguidores aceptaron el liderazgo de Brigham Young, quien se convirtió en el segundo presidente y profeta de los SUD. Young guió al remanente de los mormones en un viaje peligroso al lejano oeste donde, en 1847, se establecieron en un asentamiento que se convertiría en Salt Lake City, Utah.

    La primera esposa de Smith, Emma Hale Smith, y sus hijos, sin embargo, eran parte de una minoría de mormones que no aceptaban la autoridad de Young. Emma declaró que Joseph Smith Jr. había designado a su hijo mayor, Joseph Smith III, como su eventual sucesor y presidente de su Iglesia. Así, en 1860, Joseph Smith de 28 años fue ordenado como primer presidente de La Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (RSUD).

    En los años posteriores a la muerte de Smith III en 1914, los presidentes de la Iglesia RSUD fueron descendientes directos de Joseph Smith Jr. Esto continuó hasta 1996, cuando el Presidente Wallace B. Smith, bisnieto de Joseph Smith, se retiró de la presidencia designando a Grant McMurray como su sucesor. Se convirtió en el primer presidente y profeta de RSUD no descendiente de Smith, pero inesperadamente renunció a su cargo en noviembre del 2004. El presidente actual, Stephen M. Veazy fue ordenado en junio del 2005.

    En 1920, las oficinas centrales de RSUD fueron establecidas oficialmente en Independence, Mo. Ésta era un área que Joseph Smith había dedicado para la construcción de un gran templo preparado para el regreso de Cristo. En 1994, la Iglesia RSUD dedicó un templo cerca de ese sitio. Fue designado como un lugar especial de adoración y para ofrecer oraciones por la paz, reconciliación y la sanidad del espíritu.
    En el 2001, la Iglesia RSUD cambió su nombre oficial por el de Comunidad de Cristo (CDC) para establecer una identidad separada de la Iglesia establecida, en Utah, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (SUD), que es una agrupación mucho más numerosa.


    Creencias de La Comunidad de Cristo
    En las pasadas décadas, la CDC se ha distanciado de manera importante de su contraparte, los SUD. Como resultado, la CDC ha minimizado su conexión histórica con Joseph Smith Jr., y ha enfatizado sus distinciones teológicas y eclesiásticas.

    El sitio en la Red de la CDC proclama: "No hay credo oficial de la Iglesia que deba ser aceptado por todos los miembros." Sin embargo, a través de los años varias declaraciones.... han sido desarrolladas para representar las creencias generalmente aceptadas por la iglesia (www.cofchrist.org/seek/beliefs.asp)


    Este artículo presentará y analizará algunas de esas declaraciones en asuntos doctrinales esenciales y las evaluará desde el punto de vista bíblico.


    Dios
    El Dios eterno y vivo, es trinitario: Un Dios en tres personas. El Dios que conocemos por el testimonio de Israel es el mismo Dios que conocemos por el testimonio de Jesucristo y que habita la creación en la forma del Espíritu Santo. Dios es el Creador Eterno, la fuente de amor, vida y verdad. Dios ama y cuida activamente a cada persona. Todas las cosas existentes deben su creación a Dios, quien por sí mismo es merecedor de nuestra adoración. (www.cofchrist.org/seek/beliefs.asp)

    Respuesta Bíblica:
    La declaración de creencia de la CDC parece confirmar la doctrina bíblica de la Santa Trinidad, aunque nunca se refiere a Dios como "Padre." Aún más, de la manera como se escribe, parece reflejar un concepto modalista de la naturaleza trina de Dios. No afirma claramente el concepto bíblico de que el Dios Eterno e Infinito existe en tres distintas personas, El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (ver Deut. 6:4; Mateo  28:19; 1 Corintios   8:6; 12; 4:-6; 2 Corintios   1:21-22; 13:14; 1 Pedro 1:2).

    Jesucristo
    Jesucristo es "Dios con nosotros", el Hijo de Dios, la viva expresión de Dios hecha carne. Jesucristo vivió, fue crucificado, murió y resucitó. La naturaleza, amor y propósito de Dios es claramente visible en Jesucristo, nuestro Salvador. (www.cofchrist.org/seek/beliefs.asp). 

    Respuesta Bíblica:
    Otra vez, la declaración de la CDC sobre la naturaleza de Cristo parece superficialmente el punto de vista ortodoxo tradicional de la deidad de Cristo.  Sin embargo, la declaración de que Jesús es "La expresión viva de Dios en la carne" no expresa toda la fuerza de la encarnación del Dios eterno en Jesucristo. Una vez más, se presenta como una forma modalista, una forma herética de la trinidad rechazada por la cristiandad hace mucho tiempo. 

    Jesucristo es la Segunda Persona de la Trinidad, preexistente y eterno. Él vino a la tierra en forma corpórea para revelar la naturaleza y carácter de Dios a la humanidad (ver Juan 1:1-14; 5:17-18; 8:56-59; 10:30-33; Col. 1:15-20; 2:9).

    El Espíritu
    El Espíritu Santo es la continua presencia de Dios en el mundo. El espíritu trabaja en nuestras mentes y corazones a través de la inteligencia, el consuelo, la guía, el amor y la fuerza para sostener, inspirar y transformarnos (www.cofchrist.org/seek/beliefs.asp)

    Respuesta Bíblica:
    Nuevamente, la declaración sobre el Espíritu Santo refleja su perspectiva teológica moralista. Yerra al omitir claramente la naturaleza personal de Espíritu Santo.
    La personalidad del Espíritu Santo es evidente en numerosas ocasiones en el Nuevo Testamento (ver Lucas 12:12; Juan 15:26; Hechos 5:3-10; 13:2-4 ; 1 Cor. 12:11; Efesios  4:30; Hebreos  3:7). Su deidad queda demostrada por sus atributos divinos. Convence de pecado al perdido, habita en el creyente al convertirse, y lo faculta para vivir la vida cristiana (ver Mateo  12:31-32; Marcos:3:29; Juan 14-16; Romanos  8:4,26-27; Efesios  2:18-19; 5:14-33).

    Salvación
    Dios nos ama aunque somos pecadores. Por medio del ministerio de Cristo y la presencia del Espíritu Santo, somos capaces de volvernos a Dios y recibir los dones de la salvación y la vida eterna. Aquellos que aceptan el evangelio son llamados a responder a Cristo por medio del bautismo y un discipulado comprometido. Cuando las personas ejercitan su fe en Jesucristo y siguen su ejemplo y enseñanzas, se convierten en nuevas personas (www.cofchrist.org/seek/beliefs.asp).

    Respuesta Bíblica:
    La declaración no menciona la naturaleza sacrificial del sufrimiento de Cristo. Ni explica adecuadamente la necesidad de las personas de responder a la gracia de Dios a través de la fe en Cristo como Señor y Salvador personal. La salvación se recibe de manera completa y garantizada sólo por arrepentimiento y por recibir a cristo como el Salvador y Señor personal de cada individuo, no a través del bautismo o la membresía de la iglesia (ver Juan 1:12; 5:24; Romanos 10:9-10; 1 Cor. 1:17:24; 2:2; 15:3-4 Efesios  2:8,9;  1 Juan 5: 13).


    La Iglesia
    El discipulado cristiano es mayormente posible cuando se procura dentro de una comunidad de creyentes comprometidos. La iglesia, como parte del cuerpo de Cristo, es el medio a través del cuál el ministerio de Cristo continúa en el mundo hoy en día. Es una comunidad de personas que busca llevar el amor de Dios por medio de ministerios compasivos, adoración, los sacramentos, y su testimonio. (www.cofchrist.org/seek/beliefs.asp)

    Respuesta Bíblica:
    Esta declaración omite el punto de vista tradicional de la CDC de que es "la Iglesia Restaurada de Cristo" en la tierra. También omite mencionar su declaración de que posee los sacerdocios restaurados de Melquisedec y de Aarón. Las declaraciones de Joseph Smith no pueden ser substanciadas ni bíblica ni históricamente.
    Ninguna organización o denominación puede proclamar el título exclusivo de ser la iglesia "verdadera " o "restaurada". La iglesia universal incluye a todos los redimidos en Jesucristo de todas las épocas (ver Mateo 16:15-19; 1 Cor. 1:12-14 ; Efesios  2:19; 3:11-12).

    Revelación
    El proceso a través del cual Dios revela su voluntad y amor divinos se llama revelación. Dios continúa revelándose hoy, así como en el pasado. Dios se revela por medio de las escrituras, la comunidad de fe, la oración, la naturaleza y de la historia humana. (www.cofchrist.org/seek/beliefs.asp). 

    Respuesta Bíblica:
    La declaración refleja el parecer tradicional de la CDC de que sus profetas, presidentes y apóstoles están divinamente inspirados y capacitados para recibir revelación directa de Dios. La Biblia advierte de los falsos profetas y profecías que pueden distorsionar la verdad bíblica claramente revelada. (Ver Deut. 18).

    La Escritura
    Las escrituras proporcionan guía divina y percepción inspirada para la vida cuando se interpreta responsablemente y se aplica fielmente. Como otros cristianos, afirmamos que la Biblia es la escritura para la iglesia. En nuestra tradición, el Libro de Mormón y La Doctrina de los Pactos, son escrituras adicionales que testifican del amor de Dios y del ministerio de Cristo (www.cofchrist.org/seek/beliefs.asp).

    Respuesta Bíblica:
    Esta declaración omite mencionar la creencia tradicional de la CDC de que tanto el texto hebreo como el griego de la Biblia fueron corrompidos por la iglesia apóstata después de la era Neotestamentaria. Por tanto, la postura de la CDC es que las ediciones estándares de la Biblia son incompletas y no confiables.
    La CDC publica la Traducción de Joseph Smith, también conocida como la JST o la Versión Inspirada de la Biblia, cuya traducción milagrosa se le atribuye a Smith. Él supuestamente corrigió las corrupciones de la Biblia al añadir, alterar o eliminar cientos de versículos y pasajes, incluyendo un libro entero,  El Cantar de Cantares.
    Los Testamentos Antiguo y Nuevo, sin embargo, son la única Palabra de Dios revelada e Inspirada. Sus textos existentes son confiables, completos y nunca fueron corrompidos. La Biblia es la única autoridad para la fe y práctica de los cristianos. Todas las supuestas escrituras extra bíblicas tales como El Libro de Mormón y la Doctrina y Pactos deben ser rechazados como falsificaciones, engañosos e históricamente incorrectos (ver 2 Tim. 3:15-17; 2 Pedro 1:19-21; Ap. 22:18-19). Para más información , vea Book of Mormon


    Sacramentos
    Los sacramentos expresan la presencia continua de Cristo en la Iglesia. Nos ayudan a establecer y renovar continuamente nuestra relación con Dios. A través de ellos establecemos o reafirmamos nuestro pacto con Dios en respuesta a Su gracia. Los sacramentos de la iglesia son el bautismo, la confirmación de la membresía, la cena del Señor (la comunión), el matrimonio, la bendición de los hijos, la ministración a enfermos, la ordenación del sacerdocio, y la bendición del evangelista (www.cofchrist.org/seek/beliefs.asp).

    Respuesta Bíblica:
    No existe base bíblica para los ocho sacramentos de la CDC. Jesús instituyó dos ordenanzas, el bautismo y la cena del Señor.
    El bautismo por inmersión en agua es un acto de obediencia que simboliza la identificación del creyente y la fe en la crucifixión, sepultura y resurrección del Señor. La Cena del Señor es un recordatorio de la muerte y resurrección de Cristo. Ninguna de estas ordenanzas es un instrumento o fuente de gracia, sólo son símbolos de gracia provista por medio de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo (ver Marcos 1:9-11; 14:22-26; Lucas 3:21-22; 22:19-20; Juan 3:23; Hechos 2:41-42; 8:35-39; 16:30-33; 20:7; Romanos 6:3-5; 1 Corintios 10:16-21; 11:23-29; Col 2:12).


    Testificando A Las Personas de La Comunidad de Cristo
    1. Tenga una comprensión clara y básica de la fe cristiana y del evangelio.
    2. Tenga una comprensión clara del la historia controversial y las creencias tradicionales de la Comunidad de Cristo, que anteriormente se llamaba La Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
    3. Comprenda de qué manera la CDC ha cambiado en las pasadas décadas y cómo ha buscado distanciarse del mormonismo tradicional.
    4. Procure establecer una relación personal respetuosa con el miembro de la CDC.
    5. Establezca la autoridad única de la Biblia. Diga a su amigo de la CDC que cualquier libro o autoridad que entre en conflicto con la enseñanza bíblica clara debe ser rechazado.
    6. Enfóquese en los elementos esenciales de la fe cristiana. No se desvíe defendiendo su denominación o asuntos no esenciales.
    7. Comparta su testimonio personal de la gracia de Dios y su fe en Jesucristo como su Señor y Salvador personal.
    8. Presente el plan básico de salvación, incluyendo los elementos de arrepentimiento, la gracia y la fe. Anime a su amigo miembro de la CDC a recibir a Jesús como su Señor y Salvador personal.
    9. Ore y confíe en el Espíritu Santo para que lo guíe mientras comparte con su amigo.

    Para mayor información acerca de cómo tener una relación personal con Dios, acceda a www.thegoodnews.org.

    Para mayor información contacte el Depto. de Evangelismo, Apologética, y Religiones del Mundo por correo electrónico al apologetics@namb.net.