|
  • Si construyes una mezquita, vendrán

    Por William Wagner

    Hoy en día, el cristianismo evangélico da especial énfasis a las iglesias sencillas. Muchos sembradores de iglesias no concuerdan con la idea de construir y manejar  iglesias grandes y costosas, dicen que es mejor reunirse en casas y buscar que estos grupos pequeños sean multiplicados. Su opinión es muy optimista, pero es interesante saber que muchas de las religiones de crecimiento más acelerado en el mundo tienen una postura totalmente diferente. Hace varios años decidí estudiar a seis grupos de acelerado crecimiento en el mundo:

    1. Bautistas del Sur
    2. Asambleas de Dios
    3. Testigos de Jehová
    4. Mormones
    5. Homosexuales
    6. Musulmanes

    Me sorprendió descubrir que dos de los de crecimiento más acelerado entre los seis, los mormones y los musulmanes, valoran mucho sus edificios. Todos, excepto los homosexuales, parecen valorar una buena construcción.

    El Islamismo da una gran importancia a la construcción de mezquitas. Hoy en día están gastando literalmente miles de millones de dólares en la construcción de nuevas mezquitas prácticamente en cada ciudad importante del mundo. Lo hacen por varias razones:

    1. Los musulmanes creen que el edificio es una representación visual de su religión ante el mundo, así que la construcción de nuevas mezquitas es un signo de que el islamismo está creciendo. Por otro lado, ven el deterioro de las iglesias como signo de que la influencia del cristianismo en el mundo está decayendo. Conduciendo por las carreteras de Turquía, uno puede ver muchas ruinas en las montañas que dominan el campo. Al preguntar qué son, te dicen que son ruinas de iglesias armenias. Luego agregan que las ruinas deben permanecer para recordar constantemente a los turcos que el islamismo está vivo y creciendo, mientras que el cristianismo está muriendo.

    2. Consideran que sus mezquitas son una forma de intimidación. Un intelectual egipcio del Cairo, incluso declara que la intimidación está basada en el Corán. La mayoría de la gente sabe que la intimidación es una poderosa herramienta del terrorismo, pero casi nadie se da cuenta como se le utiliza en la construcción de mezquitas. Cuando los musulmanes construyen una mezquita cerca de una iglesia o templo, la nueva mezquita debe ser más grande o más alta para mostrar el predominio del Islamismo sobre la otra religión.

    3. Tienen el dinero para hacerlo. Para ellos el dinero proveniente del petróleo es un don de Dios. Así que deben utilizarlo para fomentar el Islamismo hasta que todo el mundo sea musulmán y sólo exista un gobierno islámico, algo que ellos piensan lograr para el año 2080. Consideremos sus finanzas. Tan sólo Arabia Saudita bombea diez millones de barriles de petróleo al día. Recibe aproximadamente $70 dólares diarios por barril, y a ellos les cuesta un poco menos de un dólar bombearlo. Esto significa que recibe aproximadamente $690 millones de dólares al día sólo del petróleo. He descubierto que dedican más de un cuarto de sus petro-dólares a la diseminación del islamismo en el mundo, lo cual significa que disponen de unos 170 millones de dólares al día para ese fin. El presupuesto anual de la mayor agencia misionera evangélica del mundo, la International Mission Board of the Southern Baptist Convention(IBM) [Junta de Misiones Internacionales de la Convención Bautista del Sur] es de menos de 300 millones de dólares. El Islamismo recibió el equivalente a todo el presupuesto de la IBM en sólo dos días. Estoy convencido de que tan sólo por calentar sus casas y conducir sus automóviles, prácticamente todos los cristianos de los Estados Unidos contribuyen a la diseminación del Islamismo con más dinero del que aportan para las misiones cristianas.


    En un futuro próximo, cada pequeña ciudad occidental de más de 50,000 habitantes tendrá una nueva mezquita, mientras que en otras partes del mundo las iglesias serán destruidas. Cuando leemos acerca de algún disturbio entre cristianos y musulmanes en un área musulmana, por lo regular se informa que alguna iglesia cristiana fue bombardeada o quemada. Los informes más recientes dicen que más de treinta iglesias han sido destruidas en Irak desde el inicio de la guerra.

    La presencia física es muy importante en el Islamismo, y los musulmanes hacen todo lo posible por aventajar a los cristianos en el área de la construcción. Se enorgullecen de su éxito en este renglón. Consideran que la mezquita representa el triunfo del Islamismo en su meta de dominar al mundo. Es interesante notar que mientras en Occidente los musulmanes pueden construir mezquitas fácilmente, en los países islámicos está prohibido construir o incluso renovar las iglesias cristianas. Por ejemplo, una vez, mientras dirigía un reavivamiento en la Iglesia Bautista del Cairo, Egipto, me desanimé al ver las deplorables condiciones del templo. Ofrecí llevar equipos de Occidente para ayudar a limpiar la iglesia. Me dijeron que el gobierno lo prohibía. Dos días más tarde visité una pequeña iglesia bautista en el sur de Egipto y vi un agujero de un metro de diámetro en el muro frontal de ladrillo. "¿Por qué?", pregunté. Me dijeron que dos meses antes el pastor había pintado el marco de madera de la ventana, la policía se dio cuenta, arrancó la ventana y prohibió al pastor repararla.

    Sin embargo, debemos decir que a lo que más temen los musulmanes es a la fuerza espiritual que ven en la vida de los cristianos. Entienden que cada cristiano es un templo del Dios vivo y no saben cómo contrarrestar el poder del Espíritu Santo que vive en nosotros.

    Tal vez debemos reconsiderar el valor de nuestros edificios en el marco de nuestra misión. Ciertamente, debemos defender lo que es nuestro, e incluso tratar de construir lo que necesitamos y lo que Dios ordena. Como cristianos, tenemos el poder de Dios para vencer a quienes nos agredan, incluyendo al Islamismo.