|
  • Canalización en la Nueva Era: Un Vistazo General

    Por Michael Alan Cox, D.Min.

    ACERCA DEL ESCRITOR
    Michael A. Cox es pastor de la Iglesia Bautista del Calvario en Inola, Oklahoma, donde ha servido desde 1996. Tiene el título de socio de la divinidad en ministerio pastoral, otorgado por el Seminario Teológico Bautista de Nueva Orleáns, y una licenciatura en arte religioso, avalada por la Universidad Estatal de Oklahoma. También se ha hecho acreedor a una maestría en divinidad en el área de idiomas bíblicos y a un título de doctor de ministerio concedidos por el Seminario Teológico Bautista del Suroeste. Este artículo se basa en uno de sus escritos profesionales como doctor de ministerio, "A Pastoral Ministry Approach for Developing a Biblical Response to Channeling and Its Principal Tenets" ("Enfoque de Ministerio Pastoral para Desarrollar una Respuesta Bíblica a la Canalización y sus Principales Doctrinas").

    DEFINICIÓN DE CANALIZACIÓN
    La canalización, también llamada espiritismo, es la comunicación con un así llamado ser inteligente que promueve enseñanzas espirituales y discusiones filosóficas1. La canalización puede ocurrir bajo hipnósis2 e incluye los procesos de imaginación, intuición, supuesta inspiración, y premonición. Se le considera el aspecto más importante y definitivo de la Nueva Era3. La mayoría de quienes sirven como canales aseguran ser el conducto vocal de una entidad espiritual a la que tienen acceso. El canalizador es habitado temporalmente por la entidad, a quien sirve de boca.

    El uso del cuerpo y, en particular, la voz del canalizador es la característica única que distingue a la canalización del espiritismo -la comunicación con inteligencias humanas o sobrehumanas mediante la cristalomancia (uso de espejos, cristales, lámparas, calderos, etc.), visiones o sueños. La canalización también difiere del trabajo ordinario del médium -consistente en comunicarse con los espíritus de los muertos por el bien de sus parientes vivos4. Los médiums se valen de la clarividencia (viendo las almas que ya han partido a la otra vida)5, golpeteos, movimiento de objetos, escritura automática (escritura dirigida por espíritus), y otros fenómenos. Generalmente se canaliza sólo una entidad de manera regular6 y el mensaje es comúnmente un sermón. Aunque no todas las entidades que se ponen en contacto con médiums y espiritistas son varones, el autor de Nueva Era Raymond Buckland dice que todas las entidades canalizadas hasta ahora han manifestado ser del sexo masculino7.

    SINÓNIMOS DE CANALIZADOR
    La etiqueta más común para quien actúa como voz de una entidad es canalizador. Con frecuencia se les llama también canales o espiritistas. Otros términos utilizados incluyen médium, mago, bruja, profeta y contactado. Sin embargo, estos términos son técnicamente incorrectos si la entidad está usando al anfitrión como conducto bucal.

    FUENTES DE LOS CANALIZADORES
    En sentido general, se piensa que la mayoría de las fuentes son seres humanos muertos que han terminado su ciclo de reencarnaciones o están en espera de otra reencarnación. Se dice que estas personas se están desarrollando en realidades más elevadas y, desde su perspectiva superior, son capaces de ayudar y aconsejar a quienes carecen de entendimiento espiritual8. Sin embargo, algunos canalizadores declaran que sus fuentes provienen de otro planeta o dimensión, que no son humanas.

    Las fuentes tienen una infinidad de nombres, pero con frecuencia se les llama espíritus familiares, entidades altamente evolucionadas, maestros espirituales, guías comunicadores, ángeles, subconsciente colectivo de la humanidad, voces interiores, el Cristo, extraterrestres, controles, guardaespaldas, porteros, seres iluminados o bodhisattvas, entidades descarnadas, maestros, socios espirituales y el poder más alto del universo9. Humanos o no humanos, se considera que la mayoría está todavía evolucionando en perspectiva cósmica. Asumen temporalmente el control de anfitriones humanos seleccionados cuando estos se someten a un estado de trance.

    TIPOS DE CANALIZACIÓN
    Existen dos tipos de canalización: espontánea e inducida. Ambos nombres las describen bien. La canalización inducida se logra mediante la meditación, oración, auto hipnosis, ayuno, cantos, danzas, privación del sueño, técnicas de respiración, fumando hierbas, tomando alucinógenos o haciendo yoga.

    ESTILOS DE CANALIZACIÓN
    Existen tres estilos de canalización: el trance profundo de encarnación con todo el cuerpo10; el trance superficial, donde el canal está por lo menos parcialmente consciente11; y la posesión voluntaria12.

    OBJETIVO Y MENSAJE PRINCIPAL DE LA CANALIZACIÓN
    El objetivo de la canalización es facilitar la transformación de los clientes del canalizador13. El principal mensaje es triple: el universo es multidimensional, la humanidad crea su propia realidad, y el amor lo conquista todo14.

    POSIBLES EXPLICACIONES DE LA CANALIZACIÓN
    Aunque se dice que la canalización es revelación e inspiración divinas, es claramente una falsificación y representa un gran peligro para la cristiandad. Los intentos por explicar la canalización han dado por resultado tres proposiciones: disfunción mental, fraude intencional y actividad demoníaca. Estas proposiciones sugieren que la canalización es el producto de mentes inestables, conducta no ética o espíritus impíos.

    POSIBLES EXPLICACIONES DEL SURGIMIENTO DE LA CANALIZACIÓN
    Los motivos para entrar en contacto con un espíritu generalmente son la desilusión acerca de la perspectiva humana del mundo, curiosidad con respecto a lo sobrenatural15, desencanto hacia la religión organizada16 y deseo de saber como es la vida después de la muerte.

    NECESIDAD QUE LA CANALIZACIÓN PRETENDE LLENAR
     Con frecuencia la gente utiliza la canalización para revertir sentimientos de baja autoestima, impotencia y culpa17. Mediante mensajes que enfatizan el potencial creativo de los seres humanos, la existencia de más que el mundo material18, y la idea de que cada persona es un dios merecedor del propio amor y respeto, las personas desarrollan la creencia de que son seres poderosos sin nada de que sentirse culpables. Estos mensajes satisfacen un deseo innato de redención19. Adicionalmente, la canalización surge de la aspiración de hacer de esta tierra un mejor lugar donde vivir mediante la promoción del bienestar colectivo20. Sin embargo, las principales razones de la popularidad de la canalización son anhelos insaciablesde profecía, curación, adivinación, consejo21, y pruebas de continuidad de la vida después de la muerte22.

    PRINCIPALES POSTULADOS DE LA CANALIZACIÓN Y FORMA DE DAR TESTIMONIO EN RESPUESTA A ELLOS
     Quienes usan la canalización sostienen que la revelación y la inspiración directas de alguna deidad se siguen dando23. Al responder a esta afirmación enfatice que la principal función de la Biblia es revelar el carácter, identidad y plan redentor del único Dios verdadero. La revelación tiene su clímax en la encarnación y el retorno (no reencarnación) de Jesucristo. Explique que la carta de Judas afirma en el versículo 3 que la fe genuina ha sido entregada de una vez y para siempre, y que cualquier mensaje que contradiga la revelación bíblica de Dios es una abominación (ver Gálatas 1:8).

    Los canalizadores también aseguran que Jesús fue sólo un canal o cuerpo utilizado por Dios24, y que él existe ahora del otro lado con su alma acompañante, María Magdalena25. Ellos creen que Jesús fue el gran maestro26, un mensajero27, el sumo maestro28, pero no el totalmente humano y enteramente divino hijo de Dios.

    Al responder a estos alegatos, es importante enfatizar tanto la completa humanidad como la absoluta divinidad de Cristo. Su completa humanidad está plenamente demostrada en el hecho de que fue tentado por el pecado (ver Mt. 4:1-11), sentía hambre (ver Lc. 4:2), tenía voluntad humana (ver Lc. 22:42), sudaba (ver Lc. 22:44), se cansaba (ver Jn. 4:6), sentía sed (ver Jn. 4:7), sangraba (ver Jn. 19:34), se identificaba con el hombre (ver Hb. 2:17-18), y murió (ver Mt. 17:23; Mc. 15:37; Lc. 23:46; Jn. 19:33).

    También demuestre que Él es totalmente divino porque perdona el pecado (ver Mc 2:10), existe por sí mismo (ver Jn. 1:3), es igual a Dios (ver Jn. 5:17-30), es inmutable (ver Hb. 1:10-12; 13:8), es omnipresente (ver Mt. 18:19-20; 28:20), es omnisciente (ver Mt. 9:4; Lc. 6:8), es omnipotente (ver Mt. 14:25; Mc. 1:29-34; Lc. 24:31; Jn. 20:14) y  que nada vino a Él por medio de fuentes intermediarias29. Es importante que ellos entiendan que la encarnación de Jesús es la única y final revelación de la naturaleza de Dios a la humanidad (ver Col. 1:19; Hb. 1:1-4), y que sólo Él da la salvación (ver Hch. 4:12). Sólo hay un mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo (ver 1 Tm. 2:5). Cualquier sistema de creencias que niegue a Cristo debe ser rechazado. Cabe hacer notar que todo sistema falsificado rechaza la redención por la sangre de Cristo30.

    La gente que practica la canalización lo hace por creer que el contacto con los espíritus es benéfico31. La Biblia afirma que los demonios (espíritus malignos) son reales (ver Mt. 8:28-34) y que pueden habitar en una persona. El anfitrión poseído podrá decir la fortuna, pero su información será una peligrosa mezcla de verdad y error cuando esté bajo la influencia de espíritus (ver Hch. 16:16-19). Enfatice todas las advertencias de la Biblia contra cualquier forma de adivinación (ver Lv. 19:26) y los mandatos de no acudir a médiums o espiritistas debido a la naturaleza dañina de sus mensajes (ver Lv. 19:31). A la gente de Dios se le advierte no imitar las detestables prácticas de otros pueblos, incluyendo: sacrificio de niños, adivinación, brujería, interpretación de augurios, magia y contacto con los muertos (ver Dt. 18:9-12). Esto se debe a que Dios quiere que la gente lo consulte a Él, no a médiums ni a espíritus guía. De hecho, el Rey Saúl perdió su reino y su vida después de consultar a un médium en lugar de al Señor Dios (ver 1 Cr. 10:13-14).

    Los espíritus están sujetos a los cristianos, pero esa autoridad sobre ellos no es para vanagloriarse (ver Lc. 10:20). Los espíritus están sujetos primeramente a Cristo, y es él quien da a los creyentes este poder. El nuevo testamento enseña que los dioses de la idolatría pagana son en realidad demonios -no almas serviciales que deambulan en el más allá (ver 1 Cor. 10:19-20). Es importante darse cuenta de que los cristianos que han partido están en presencia de Cristo -no revoloteando por ahí ni disponibles para entrevistas (ver 2 Cor. 5:8; Fil. 1:23)32. Los no creyentes están confinados a un lugar de gran sufrimiento e igualmente están imposibilitados para comunicarse con los vivos (ver Lc. 16:19-31).

    Satanás se disfraza de ángel de luz y engaña intencionalmente a quien puede (ver 2 Cor. 11:14). La ambición de Satanás no era convertirse en monstruo, sino llegar a ser como el Dios altísimo33. Para lograrlo, él y sus ángeles caídos promueven activamente doctrinas heréticas como el espiritismo -doctrinas que proclaman ser verdaderas y divinas, pero que en realidad son mentiras (ver 1 Tm. 4:1). En los últimos días un mayor número de gente creerá estas falsedades. Aparecerán formas de divinidad que negarán el poder de Dios y prácticas como la adivinación y la canalización serán cosa común (ver 2 Tim. 3:1-5). Trabajando a través de la gente, los demonios realizarán señales; sin embargo, su obra no tendrá frutos (ver Ap. 16:14), y los hechiceros impenitentes utilizados por ellos serán incluidos en la lista de los condenados (ver Ap. 22:15).

    Notas
    1 John P. Newport, The New Age Movementand the Biblical Worldview: Conflictand Dialogue (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans Publishing Co., 1998), 154.
    2 Sylvia Browne and Antoinette May, Adventures of a Psychic, rev. (Carlsbad, CA: Hay House, 1998), xiii.
    3 Newport, 11.
    4 Ibid., 154.
    5 Raymond Buckland, Doors to Other Worlds: A Practical Guide to Communicating with Spirits (St. Paul: Llewellyn Publications, 1997), 95.
    6 Ibid., 209.
    7 Ibid., 211.
    8 Browne and May, 23.
    9 Shakti Gawain with Laurel King, Living in the Light: A Guide to Personal and Planetary Transformation (1991; reprint, New York: Bantam Books, 1993), 15.
    10 Browne and May, 143.
    11 Sanaya Roman and Duane Packer, Opening to Channel: How to Contact With Your Guide (Tiburon, CA: H. J. Kramer, 1987), 29.
    12 Mary T. Browne, LifeAfter Death: A Renowned Psychic Reveals What Happens to Us When We Die (New York: Ivy Books division of Ballantine Books, 1994), 36.
    13 Newport, 11.
    14 Buckland, 211.
    15 Newport, 154.
    16 Ibid., 170.
    17 Ibid., 190.
    18 Ibid., 163.
    19 Ibid., 148.
    20 Ibid., 171.
    21 Ibid., 193.
    22 Raymond Moody and Paul Perry, Reunions: Visionary Encounters with Departed Loved Ones (New York: Ivy Books division of Ballantine Books, 1993), 101.
    23 Newport, 151.
    24 Ibid., 149.
    25 Browne and May, 129.
    26 Mary T. Browne, 174.
    27 Claire Graham, "Good, Gooder, and Goodest: An Interview with New Age Channeler Claire Graham," Areopagus 6, no. 1 (1993): 24.
    28 Roman, 21.
    29 Newport, 149.
    30 Lewis Sperry Chafer, Satan: His Motive and Methods, rev. ed. (1919; reprint, Grand Rapids: Academie Books by Zondervan Publishing House, 1964), 115.
    31 Newport, 182-3.
    32 Las excepciones bíblicas incluyen al difunto Samuel que informa al Rey Saúl su muerte inminente (ver 1 Sm. 28:7-19), y Moisés y Elías cuando aparecen junto a Jesús en el monte de la transfiguración (ver Mt. 17:3; Mc. 9:9-10).
    33 Chafer, 67.