|
  • Islamismo

    Por Phil Roberts

    Nombre oficial: Islamismo

    Figura histórica central: Mahoma (570-632 d.C.)

    Fecha de su establecimiento: 622 d.C.

    Seguidores:  En todo el mundo, aproximadamente 1280 millones; 69 por ciento viven en la parte sur o sureste de Asia; 27 por ciento, en África; 4 por ciento, en otras regiones; en Estados Unidos, unos 5 a 8 millones aproximadamente.

    ¿Qué es el Islamismo?
    El Islamismo es la más joven de las religiones más importantes del mundo. Proclama ser la restauración del monoteísmo original y la Verdad, y, como tal, reemplaza al Judaísmo y al Cristianismo. Enfatiza la sumisión a Alá (el nombre arábigo de Dios) y el cumplimiento de los "cinco pilares" (disciplinas de esa religión) como esenciales para la salvación. Desde su inicio, el Islamismo tuvo una orientación misionera muy "agresiva". A un siglo de su formación, y con frecuencia haciendo uso de la fuerza militar, el Islamismo se había diseminado por todo el Medio Oriente, la mayor parte del norte de África, y hasta la India. Aunque según la mayoría de los musulmanes nadie puede conocer personalmente a Dios, creen que Su voluntad está perfectamente revelada en el libro sagrado: el Corán. El Corán debe seguirse al pie de la letra y sus enseñanzas son una guía completa para la vida y la sociedad.

    ¿Quién fue Mahoma?
    Los musulmanes creen que Mahoma fue el último y mayor de los profetas de Dios ("el sello de los profetas"). A través de él se dictó el Corán, lo que le confirió el lugar supremo entre quienes vieron a Dios. Nativo de La Meca, Mahoma fue forzado a huir de la ciudad en el año 622 d.C. después de predicar vigorosamente contra el paganismo de la ciudad. Tras asentar su liderazgo en Medina, y con varias victorias militares en su haber, Mahoma regresó triunfante a La Meca en el año 630 d.C. Ahí estableció el Islamismo como la religión de toda Arabia.

    ¿Qué es el Corán?
    El Corán es el libro sagrado del Islamismo y la palabra perfecta de Dios para los musulmanes. Se asegura que el ángel Gabriel dictó a Mahoma el Corán en árabe, y  que se trataba de las palabras precisas de Dios. Como tal, había existido desde la eternidad en el Cielo con Dios como la "Madre del Libro" y por ello no fue creado, sino coeterno con Dios. El Islamismo enseña que el Corán contiene la total y perfecta revelación y voluntad de Dios. El Corán, comparado con el Nuevo Testamento, ocupa unos cuatro quintos de la extensión del mismo, y está dividido en 114 "azoras" o capítulos. Aunque el Islamismo respeta la Torá, los Salmos de David y los cuatro Evangelios, el Corán es independiente en su autoridad y perfección. Se cree que puede entenderse con mayor precisión en árabe, por lo que es una obligación religiosa hacer el esfuerzo por leerlo y citarlo en el idioma original.

    ¿Qué son los "cinco pilares" del Islamismo?
    Son la estructura de la vida y la disciplina musulmanas. El cumplimiento exitoso y satisfactorio de estos pilares agrada a Dios y su voluntad. Forman la base de la esperanza musulmana de salvación junto con la fe en la existencia de Alá, la autoridad de Mahoma como profeta, y la finalidad y perfección del Corán.

    Los cinco pilares son:

    1. La profesión de fe (Shahada):  Es la declaración de que no hay otro Dios sino Alá y Mahoma es su profeta. La sinceridad al pronunciar esta confesión es necesaria para su validez. Debe defenderse hasta la muerte. Repudiar la Shahada anula la esperanza de salvación.

    2. La oración (Salat):  Cinco veces al día, precedidas de lavado ceremonial, los musulmanes deben orar en dirección hacia La Meca. Postrados recitan fórmulas específicas del Corán (en árabe). La oración es, en este sentido, una expresión de sumisión a la voluntad de Alá. La mayoría de las facciones del Islamismo no tienen jerarcas, así que líderes laicos respetados conducen las oraciones en las mezquitas. Las cinco ocasiones de oración son: antes del amanecer, al mediodía, a media tarde, al ponerse el sol y antes de dormir.

    3. La limosna (Zakat):  El Corán enseña a dar dos y medio por ciento de la riqueza monetaria a los pobres y(o) para la propagación del Islamismo. De esta forma se purifica el resto de las riquezas del musulmán.

    4. El ayuno (Sawm):  Durante el curso del mes lunar del Ramadán, todo musulmán debe ayunar desde la salida hasta la puesta del sol. Nada debe pasar por los labios durante este tiempo, y deben abstenerse también de las relaciones sexuales. Después de la puesta del sol, con frecuencia hay banquetes y otras celebraciones. Las horas de luz se apartan para la purificación. El mes se utiliza para recordar el don del Corán a Mahoma.

    5. La peregrinación a la Meca (Hajj):  Todos los musulmanes económica y físicamente capaces deben hacer una peregrinación a La Meca por lo menos una vez en su vida. La vestimenta sencilla exigida al peregrino enfatiza la idea de igualdad ante Dios. Otro elemento del Hajj es la caminata obligatoria de siete vueltas alrededor del Kaabah -el templo de piedra negra, el sitio más sagrado del Islamismo. Mahoma enseñó que el Kaabah fue el lugar donde originalmente oró Adán, y más tarde Abraham. Por lo tanto, el Kaabah es venerado como sitio de la verdadera religión, el monoteísmo absoluto del Islamismo.


    Las Doctrinas del Islamismo
    Dios:  Es numérica y absolutamente uno. Dios sobrepasa el entendimiento del hombre de manera que sólo Su voluntad puede ser revelada y conocida. Se confiesa que Él es "El misericordioso y compasivo".

    Pecado:  El pecado más serio es el shirk, es decir considerar a Dios más de uno. El pecado original es visto como un "desliz" de Adán. El Islamismo no enseña la naturaleza caída de la humanidad; considera al género humano débil y olvidadizo, pero no caído.

    Ángeles:  El Islamismo afirma la realidad de los ángeles como mensajeros y agentes de Dios. Los espíritus malignos, o jinn, también existen. Satanás es un ángel caído. Los ángeles realizan importantes funciones para Dios, tanto ahora como al final de los tiempos.

    Juicio Final:  El mundo será juzgado por Dios al final de los tiempos. Las buenas obras y la obediencia de toda la gente a los cinco pilares y la voluntad del Corán serán la base del juicio.

    Salvación:  Se determina mediante la fe, según la definida por el Islamismo, así como por la compilación de buenas obras, principalmente en conformidad con los cinco pilares.

    Matrimonio:  Los musulmanes consideran honorable el matrimonio y condenan el adulterio. Aunque muchos matrimonios musulmanes son monógamos, los estados islámicos permiten hasta cinco esposas. Los hombres consideran menos a la mujer, y mientras ellos tienen derecho a divorciarse de sus esposas, ellas no tienen un poder similar (ver Surá 2:228; 4:34). Sin embargo, la mujer tiene derecho a poseer y manejar propiedades. Se fomenta la modestia en el vestir tanto entre hombres como entre mujeres.

    Guerra:  El término jihad o "lucha" se refiere tanto a lo externo como a lo interno, es decir lucha física y espiritual. Dice el Corán que está permitido asesinar a los enemigos del Islamismo, o "idólatras", "dondequiera que se les encuentre" (Surá 9:5) (ver Surá 47:4). Se promete el Paraíso a quienes mueran peleando por la causa del Islamismo (ver Surá 3:195; 2:244). Los musulmanes moderados enfatizan la dimensión espiritual de la jihad, y no su elemento político.

    Dieta y Alimentación:  Los códigos alimenticios musulmanes prohiben la carne de puerco y las bebidas alcohólicas. Pueden comerse otros alimentos provenientes de animales sacrificados por musulmanes devotos. Se fomenta la alimentación y estilo de vida sanos.


    Contestación a las objeciones musulmanas al Cristianismo

    Los cristianos y judíos son llamados "gente del libro", pero el que fallen en seguir la confesión del Islamismo los etiqueta como no creyentes. A continuación varias preguntas que los musulmanes hacen acerca del Cristianismo:

    ¿Es la Trinidad la creencia en tres dioses?

    Los cristianos son monoteístas y creen que Dios es uno. Pero tanto por Su obra salvadora mediante la persona de Jesucristo como a través del estudio bíblico se sabe que su unidad de hecho se compone de tres personas: Padre, Hijo (Jesucristo), y la tercera persona de la Divinidad, el Espíritu Santo. María no es parte de la Divinidad. La noción de Dios, que es tres en uno, es parte del misterio y la grandeza de Dios. Él es en esencia "uno", mientras que en personas es "tres". Esta verdad nos ayuda a entender a Dios como una persona que tiene la capacidad de relacionarse con otras personas. Así mismo, los cristianos confirman la santidad, soberanía y grandeza de Dios.

    ¿Cómo puede Jesús ser el Hijo de Dios?
    Las Escrituras afirman que Jesús fue concebido sobrenaturalmente por el Espíritu Santo, y que nació de la Virgen María. De ninguna manera declaran que Jesús sea hijo biológico de Dios Padre. Rechazan la idea expresada por la palabra arábiga walad, que significa "hijo biológico", por la palabra ibin, que designa simplemente la relación. Jesús es en forma simbólica el Hijo,  El verbo hecho hombre para salvar a la humanidad de su pecado. El nacimiento de una virgen fue sobrenatural, ya que Dios Espíritu Santo concibió en María, sin relación física, a Jesús el Mesías. De esta manera incluso el Corán afirma el nacimiento milagroso de Cristo (ver Surá 19:16-21). En este sentido, Jesús fue el "Hijo único de Dios". Durante Su ministerio terrenal, hizo la voluntad del Padre. Notablemente, el Corán afirma de Jesús Su nacimiento sobrenatural, vida de milagros, su compasión y ascensión al Cielo (ver Surá 19:16-21, 29-31; 3:37-47, 5:110).

    ¿Cómo pudo Jesús morir en la cruz, especialmente siendo Hijo de Dios?
    El testimonio de la historia y del injil ('cuatro evangelios') es que Jesús murió en la cruz. Si se entiende que Dios es amor, y que la humanidad está perdida en el pecado, ¿no es posible que Dios haya proporcionado un sacrificio por el pecado? Jesús es el sacrificio de Dios por todos los pecados del mundo, y un puente entre El Dios santo y los pecadores caídos.

    Esta verdad es revelada en el Injil-Juan 3:16. Incluso el Coran establece en Surá 3:55 que "Alá dijo: O Isa [Jesús], voy a culminar [exponer a la muerte] el período de tu estancia (en la tierra) y hacer que asciendas a mí" (1) ¿Qué otro significado puede tener este concepto aparte de la muerte de Jesús por el pecado y su posterior resurrección?

    Los musulmanes creen que Dios tomó a Jesús de la cruz y puso a Judas en su lugar, o por lo menos a alguien que se parecía a Jesús. Luego fue llevado al Cielo donde vive y de donde regresará algún día.

    Contestando las preguntas que los musulmanes hacen a los cristianos acerca del Islamismo

    ¿Qué piensas acerca del profeta Mahoma?
    Aparentemente Mahoma fue un hombre bien intencionado que se opuso al paganismo y maldad de su época. Aunque tuvo éxito en unir a la Península Arábiga y poseía varias virtudes importantes, no creemos que haya recibido revelaciones nuevas de parte de Dios. Jesucristo no sólo llevó a cabo la función de profeta final de Dios, sino que Él es el Salvador del mundo e hijo de Dios. Aunque el Islamismo cree que algunos pasajes bíblicos se refieren a Mahoma (ver Dt. 18:18-19; Jn. 14:16; 15:26; 16:7), resulta evidente que ese no es el significado de los textos. Otros pasajes pueden ayudar a entender e interpretar los textos anteriores (ver Mt. 21:11; Lc 24.19; Jn. 6:14; 7:40; Hch. 1:8-16; 7:37).

    ¿Cuál es tu opinión sobre el Corán?
    Es un libro muy valioso para los musulmanes. Los cristianos no creen que sea un libro divino. Los preceptos del Corán son aceptables sólo donde concuerden con la Biblia.

    ¿Cuál es tu opinión sobre los cinco pilares?
    La salvación proviene de Dios y viene sólo a través de la obra salvadora de Jesucristo. Cuando ponemos nuestra fe en Él, somos salvados (ver Jn. 3:16-21, 31-36).

    Cómo dar testimonio a los musulmanes
    1. Sea cortez y amoroso
    2. Demuestre interés en sus creencias. Déles tiempo para articular sus ideas.
    3. Conozca sus creencias básicas.
    4. Esté dispuesto a examinar pasajes del Corán relacionados con sus creencias.
    5. Apéguese a las doctrinas cardinales de la fe cristiana, pero también dése tiempo para responder a cualquier pregunta sincera.
    6. Señale la centralidad y obra de Jesucristo en la salvación.
    7. Enfatice que debido a Jesús, Su crucificción y resurrección, uno puede tener la completa seguridad de su salvación, tanto ahora como para toda la eternidad (ver 1 Jn. 5:13).
    8. Comparta el plan de salvación con el musulmán. Señale que la salvación es un don que no se puede ganar.
    9. Ore para que el Espíritu Santo le llene. Confíe en que Él le proporcionará sabiduría y gracia.
    10. Esté dispuesto a hacerse amigo y evangelista personal de los musulmanes.

     

    1. The Holy Qur'an (El Santo Corán), traducido por M.H. Shakir (Elmhurst, N.Y.: Tahrike Tarsile Qur'an, Inc.).